28 ºC
20 julio 25/31 ºC
Cielo claro 66% humedad Viento 2.73 m/s SSO
Monumentos y yacimientos »

Balsa de El Alamillo

Siglo I • Cómo llegar

Se trata de una balsa romana de distribución de agua que estuvo en uso a partir del s. I, y de la que se conocen sus correspondientes acueductos de entrada y salida. La balsa es de forma rectangular y tiene unas dimensiones de 15,30 m x 12,30 m de lado y 1,35 m de profundidad, con lo que soportaría un importante volumen de agua (superior a unos 250.000 litros).

Los muros están construidos con piedra y cal, dos de ellos contra el terreno, y los dos restantes reforzados por contrafuertes. Interiormente, la balsa está enlucida con mortero de cal y cerámica triturada (mortero opus signinum), de color rojo.

En las uniones interiores de la estructura se mantienen los restos de las medias cañas de refuerzo para dar estanqueidad al contenedor, técnica habitual en compartimentos romanos para líquidos, que podemos apreciar también en las piletas o tanques de salazón.

Junto a uno de sus muros se ven los restos del sistema de desagüe y el basamento de una escalera de acceso para limpieza. El conducto de entrada del agua se localizaba en el ángulo noreste; y el de salida, en el ángulo suroeste de esta balsa que abastecería de agua a las villas de la zona de El Alamillo y posiblemente a la villa del Rihuete.

El agua procedía de un manantial, hoy seco, que estaba situado a pocos kilómetros de la balsa, en la vecina zona de Balsicas. Algunos tramos del acueducto que conducía el agua hasta ella se conservan todavía localizados. Era una obra de construcción de técnica similar a la de la balsa.

El canal medía 0,20 metros de luz y su recorrido se iba adaptando a las irregularidades del terreno de las últimas estribaciones de la Sierra del Algarrobo.

Balsa de El Alamillo