28 ºC
20 julio 25/31 ºC
Cielo claro 66% humedad Viento 2.73 m/s SSO
Monumentos y yacimientos »

Casa Romana Calle Era

Siglos IV y V d.C. • Cómo llegar

En 1990, a la espalda del antiguo puerto, en la zona conocida como La Era, se excavaron una necrópolis tardía y un conjunto de viviendas romanas unifamiliares.

Las viviendas más complejas presentaban sala de recepción, dormitorios, patio, cocina y aljibe, y recuerdan el esquema de los modelos de casa clásicos romanos, con una habitación central en torno a la cual se distribuían las distintas estancias.

Una de esas viviendas fue conservada por decisión de la Dirección General de Cultura, debido a su interés científico, histórico, educativo y a su buen estado de conservación. La vivienda mencionada tiene una superficie de 300 m2 y presenta una planta con el siguiente esquema: una amplia habitación central con rebanco y las paredes enlucidas, interpretada como un triclinium o sala de recepción, y a ambos lados dos habitaciones simétricas que tienen entrada por la sala principal.

En la zona norte se aprecia una estancia con una canalización de aguas o atarjea que se identifica con un posible atrio o vestíbulo. En torno a este patio, se repite el esquema de dos habitaciones a cada lado, una de ellas destinada a almacenamiento de agua, con un aljibe de 2 m de profundidad, y que se halla junto a la que podríamos interpretar como la cocina de la casa romana.

La casa de la calle Era formaba parte de la trama urbana del Puerto de Mazarrón en época romana y estaba configurada en torno a otra serie de viviendas y a una red de calles y pequeñas callejuelas. Estas viviendas constituyeron el único núcleo claramente residencial de época tardorromana estudiado hasta la fecha.

Su construcción coincide con el momento de plena producción y auge de la factoría de salazones (ss. IV-V d.C.). Los restos de los materiales localizados en las viviendas, el numeroso volumen de monedas encontradas, y la riqueza del ajuar doméstico indican que se trataba de un sector con cierto poder adquisitivo.

Hemos de suponer que estamos ante un núcleo de población dedicado a actividades administrativas o comerciales vinculadas a la industria de salazones, en el que sus gentes conservaban las tradiciones romanas, modelo de vivienda y trazado urbano, aunque con un marcado carácter local como indican sus materiales y sistema constructivo.